viernes, 18 de diciembre de 2009

Entrada número cien.



He aquí mi entrada número cien. La tenía pensada desde hace tiempo, con ciertas dudas que finalmente han sido derrotadas. Pero coincide esta entrada con la idea que proponemos esta semana desde La Radio de los Blogueros: escribir en el blog sobre el final de las cosas, las sensaciones que nos deja un final, cualquier final.
Juan “El Manteca” acaba de escribir la suya. Lean aquí y acompáñenlo, que está solo en Navidad.
Y yo escribo la mía, numerada como cien. La hago coincidir con la que tenía pensada. Hace algunos meses, el escritor Andrés Pérez Domínguez nos decía en su blog que acababa de poner la palabra “fin” en su novela “El violinista de Mauthausen” (novela fascinante que, posteriormente, fue galardonada con el Premio de Novela Ateneo de Sevilla). Contaba Andrés que, como es un escritor raro que ni fuma ni bebe, celebraba el momento recostado en una silla, los pies sobre su mesa y escuchando feliz el sonido de la impresora imprimiendo uno a uno aquellos folios que, insisto, nos han dado una novela deslumbrante (háganme caso, lectura recomendable y, por tanto, recomendada).
Ahora que finaliza el año, entro en el que será uno de los más importantes hasta ahora en mi vida: la novela que saben voy escribiendo también tendrá su fin en 2010. Avanza lenta y segura. Ignoro si algún día la tendrán entre sus manos. Ojalá fuera así. Pero no tiene uno edad para engaños y sé con claridad que eso es casi imposible. La novela puede no tener calidad. La novela puede tenerla y no servirle para nada. Y el caso es que no sé si me da igual escribir sólo para que me lean los amigos. Supongo que no. La escritura sólo tiene sentido cuando es leída por los demás, mucho mejor cuantos más sean. No sé si me da igual: también tengo claro que se trata esencialmente de un sueño a cumplir y que, con eso, ya me va bien.
¿Qué haré cuando la finalice? ¿Cómo lo voy a celebrar? En un primer momento no tengo dudas sobre eso: con música alta, bailando y en soledad. Luego, ya me conocen, daré un beso a Lola. A quien, obviamente, estará dedicado el libro. Y, bueno, como yo sí fumo y bebo, un pitillo y una copa de vino también aparecerán.
Mi entrada número cien es propiamente la que aparece tras los asteriscos de aquí abajo. No encontré nada mejor que darles a leer la que es primera página de la que será mi novela. Permítanme que nada les cuente sobre ella salvo una aclaración, por aquello de que no haya confusiones antes de tiempo: el argumento de la novela nada tiene que ver con sucesos paranormales o paranoias templarias que tanto abundan en las librerías. Es una novela sencilla sobre la vida. Y sobre la muerte. Escrita, sin trampas ni cartón, por un hombre muerto. ¿Cómo es posible eso sin caer en el espiritismo, en la ciencia ficción o el esperpento? Ah,…
Que os quiero mucho a todos. Entrada número cien. El principio del fin…

*******************
Estoy muerto.
No puedo comenzar esta relación de mis desdichas con palabras que conformaran frase distinta. En fin, sí que puedo, claro que puedo, bastaría con elegirlas. El escritor, frente a las palabras que, con el uso, apresa en un papel, es libre o, al menos, debe intentar serlo si pretende formar parte de la nómina de personas cuyo nombre merece ese oficio. Rectifico, entonces. Vuelvo a comenzar. Antes, sin embargo, le pido disculpas por la pérdida de tiempo que le ha supuesto la lectura de estas frases iniciales que puede, sin reparo, almacenar en el lugar que tenga usted acondicionado para todo aquello que deba quedar al cuidado del olvido. Son frases inútiles, de nada le valdrán para bandearse en la vida citándolas o extrayendo algún aprendizaje de ellas. Ni siquiera pueden presumir, estas frases, de excelencia poética, honrado será reconocerlo. En cualquier caso, tampoco le dé muchas vueltas ni se preocupe en demasía: han sido pocos los segundos que ha gastado hasta llegar justo aquí si los comparamos con otras medidas del tiempo sobre las cuales, si comenzara a contarle, no pararía jamás…Pero, qué hago, continúo escribiendo sin decir nada. Por este camino, lo que por ahora es un pecado venial, se convertirá en culpa imperdonable. Ya concluyo. O, bueno, ya comienzo. Me dejo llevar sólo un poco más, hasta que concluya esta página y la que llevará el número dos pueda, y deba, ser considerada la primera. Al fin y al cabo, las palabras iniciales que ha leído conforman la primera, que no única, verdad de este libro.

32 comentarios:

Canónigo Alberico dijo...

felicidades compañero y a seguir

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Enhorabuena, otra vez. Por las cien entradas y por la primera página de esa novela que esperamos todos leer algún día. Confiamos en ti.
Un abrazo.

sevillana dijo...

Antes de nada feilicitarte por tu entrada 100 y después me gustaría pedirte mi querido ahijado que cuando tu novela salga a la luz, quiero un ejemplar y firmado por ti, creo que no es mucho pedir ¿o si?
Besitos

Lisset Vázquez Meizoso dijo...

Buenos días Juanma, como siempre, maravillosa entrada y enhorabuena por la número 100, que sean muchas muchas más. Estoy deseando poder tener ese libro en mis manos y debo añadir que eso de darnos a leer la primera página ha sido como los aperitivos, que a uno le dan más ganas de comer después... así que termina pronto :) y yo también quiero un ejemplar firmado. Un abrazo.

Leticia dijo...

Menudo comienzo... y no precísamente del fin... Espero estar entre esos amigos a los que se les hará el honor de leer tu novela. Un abrazo, Juanma, de corazón... y enhorabuena por las 100. Ahora, a por las 1000.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Felicidades y un fuerte abrazo.

SUSANA dijo...

Felicitaciones guapo!

100 mensajes enviados en botellas al mar de la blogosfera, 100 emociones multiplicadas en cada comentario recibido...

Tu novela debe ser terminada. Ya verás que no te pidió permiso para tener vida, pero sin duda deberás ayudarla a nacer. Luego, poco a poco encontrará su espacio, aprenderá a caminar, es cuestión de tiempo.

Mientras, beberemos Juan Manuel Querido. Por los sueños, proyectos y todo lo que nos mantiene erguidos. Y enfrentaremos la transición -momento del año complejo- con la frente alta y orgullosa del guerrero.

(Mis días siguen complicados de trabajo y obligaciones. No alcancé a escribir como deseaba, un material para el programa de radio)

Pero alcancé a llegar hasta aquí, y compartir con Vos este "100".

Mil besos cielo y sigo corriendo!!!

mangeles dijo...

Bueno, si es la primera te dejo...¡pero ni se te ocurra ponernos más páginas de tú novela¡... A Juanan Urkijo (El Alfeízar de Dédalus) no le perdono que nos pusiese páginas de su novela en su blog...luego, cuando tuve el libro entre las manos, y estaba leyendo, y metida en la historia...."toma....esto lo conozco...el Juanan...lo mato...", y salía de la historia como si me hubieran lanzado de una bofetada...cosa que odio.

Yo soy de las que me olvido del mundo cuando leo (por eso leo tan poco) y dá igual todo, si llueve o truena, y se están abriendo las entrañas de la tierra, todo dá igual....solo importa lo que estoy leyendo, la historia que transcurre ante los ojos y en mi imaginación...¡Cualquier atentado a mi concentración, me produce un mal estar tremendo, con enfado monumental, e incluso con dolor de cabeza, si es muy repentino...

¡Vamos...un desastre¡...

Así que Juanma...yo quiero leer tú novela entera...de principio a fin...y sin acordarme de tí en ningún momento....hasta el final...claro.

Un besote.

Pd.: intrigante principio, si señor...

Pd.Pd.: Tienes que publicar la novela, sea como sea...y en bubok quedan geniales...

Cita dijo...

solamente con el aplomo con el que escribes y la pasión que le pones conseguiras aquello que deseas... insisto en el descubrimiento que ha sido para mi tu blog... me tienes fascinada!

mil besos

Alejandro dijo...

Enhorabuena Juanma.
Seguro que leeremos tu novela y mostraremos con orgullo la cariñosa dedicatoria que el autor nos escribió en la primera página.

Un abrazo... 2010 es tu año.

media luna dijo...

Gracias por compartir con nosotros esa primera página inédita todavía. Después de esto, sólo puedo decirte que deseo para este 2010 que todos podamos leer tu novela. Cuantos más mejor.
100 besos Juanma.

José Miguel Ridao dijo...

Felcicidades, Juanma, por un número tan redondo. Y bien curradas que están todas las entradas, no como otros nosotros...

Ya podías haber avanzado un poquito más la novela, Juanma, que esta primera página me ha dejado ornuvilao.

Un abrazo.

América dijo...

Juanma....Felicidades por esas 100 entradas!....Seguro leeremos esa novela donde quiera que estemos,un paso firme y adelante.

Un abrazo muy fuerte deseando que tus mas anhelados deseos se hagan realidad,enhorabuena por esas ilusiones que son el motor de la vida.

Todo mi cariño y admiración Juanma!

Un fuerte abrazo!

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Dos cosas que celebrar entonces, tu primera página de la novela por venir y la entrada cien.
Y eso que hace poco querías dejar de escribir.
Un abrazo

Juanma dijo...

Canónio...de mi arma. Muchas gracias. ¡¡Hoy he cantado tus sevillanas en la radio!!

Juan Antonio: gracias, profe. Eres uno de los grandes. Un fuerte abrazo.

Sevillana: mi querida madrina, ayudándome siempre, hasta hace dos días. ¿Un ejemplar firmado de mi libro? El primero, faltaría más. Un beso.

Juanma dijo...

Lisset: tu entrada la he leído en la radio. Ha sido premiada como la mejor. ¿Otro ejemplar? Por supuesto, sin guardar cola. Besos.

Leticia: muchas gracias siempre. Será una alegría inmensa tenerte entre mis lectores. Besos.

Javier: gracias, gran Javier. Un cálido abrazo.

Juanma dijo...

Susana: muchísimas gracias por el esfuerzo. Pensaba que andabas de vacaciones. Mi novela, amiga, será terminada: cada vez menos dudas con eso. Besos, besos, besos, besos...

Mangeles: no sabes cómo me ha gustado eso de leer mi novela olvidándote de mí. Así debe ser. Así espero que llegue a ser. Besos (míos y del Manteca).

Cita: el descubrimiento ha sido de ida y vuelta. Y me encanta. Muchos besos.

Juanma dijo...

Alejandro: muchísimas gracias, confío en que sea un gran año, sí. Un fuerte abrazo.

Medialuna: cuantos más mejor, ¿a que sí? Muchos besos.

Ridao: no me seas humirde, tu blog es imprescindible para mí. Es absolutamente genial. Un fuerte abrazo.

Juanma dijo...

América: pues cariño y admiración compartidos, mi apasionada y apasionante América. Muchísimos besos.

No cogé...: un bachecillo de nada, Rafael. Pasó ya, por fortuna. Un fuerte abrazo.

Lo esencial es invisible dijo...

Estoy escribiendo mi mundo…
Me gustaria que formes parte de él.


http://casiinvisibleatusojos.blogspot.com

siempreconhistorias dijo...

Felicidades, Juanma, por la entradita y su número, por la página que ya me dejó pertinentemente intrigada y que sí espero tener dedicadita por autor y familia en mis manos cansadas.
UÇn beso a los cuatro.

Lola Montalvo dijo...

Acaba de llegar a este blog y he leído tu última entrada. ante todo enhorabuena por tener 100 entradas que, como observo con admiración, han sido seguidas una a una con intensidad y con admiración. Ello ya me indica que debes ser alguien especial. Pero leo la que dices que va a ser la primera página de tu novela y entonces me quedo enganchada a tu prosa.
Yo también intento dedicarme a esto de escribir y siempre he entendido que la primera página de la que será una novela tiene la misión de ser la que tome de la mano al lector y le haga no desear separarse jamás de ese relato hasta que llegue a la página final...
Conmigo lo has conseguido...
Besos miles
Lola

Er Tato dijo...

Enhorabuena por las cien, querido Juanma. Ya veo que la novela empieza a asomar la patita. Y tiene buena pinta la historia. Te estaré vigilando... ;-)

Un fuerte abrazo

María Socorro Luis dijo...

Mi enhorabuena también, por tus 1oo páginas, todas ellas hermosas, y por tu inicio de novela.

De todo corazón te deseo el pronto y feliz final.

Besos. Soco

Olga B. dijo...

Felicidades, Juanma, compañero de números;-)
Y ánimo con tu novela.

marisa dijo...

Mi Juanma...la cien o la veinte siempre estaremos aquí.Porque te apreciamos y nos alimentamos de tus palabras y de tu afecto.Siempre contigo, siempre leyéndonos.Un besazo

adela dijo...

Enhorabuena de todo corazón. Estoy ansiosa por seguir leyendo lo que será el próximo premio Ateneo. Vayan por delante mis disculpas a los demás aspirantes. Que no se desanimen que ya habrá más.
Mil besos.

Canónigo Alberico dijo...

gran cantaor se ha perdido el mundo del arte

Juanma dijo...

Lo esencial: al menos me asomaré. Muchas gracias, un beso.

siempreconhistorias: ya me gustaría a mí escribir como esas manos cansadas. Muchas gracias, muchos besos.

Lola: muchas gracias por tu visita, enseguida pasaré por tu casa. Y sí, mis amigos siempre me han dedicado buenos comentarios. Y sí, la primera página (quizá primeras) son esenciales. Al menos para mí. Un beso.

Juanma dijo...

Er Tato: ¿sabes que serías una excelente piedra de toque para leer un posible borrador? Ya hablaremos. Un saludo.

Soco: gracias, amiga, siempre con tanto cariño hacia mí. Besos.

Olga: gracias compi numérica. A ver qué tal, a ver. Besos.

Juanma dijo...

marisa: nos alimentamos entre todos, eso es de lo mejorcito que tiene bloguilandia. Graicas, pedazo de poeta.

Mi querida Adela: estás maravillosamente colgada. Te quiero. Besos.

Canónigo: ¿mas escuchao? Con to mi arma para tí. Un abrazo.

Andrés Pérez Domínguez dijo...

Querido Juanma: gracias por la recomendación de El violinista de Mauthausen. No sé si sabes que ya va por la cuarta edición. Un abrazo, y mucho ánimo con la escritura