domingo, 2 de agosto de 2009

Esos cambios de siempre...



Esta canción soberbia forma parte, como ninguna otra, de mis recuerdos y olvidos. Al alimón. Inauguro con ella una nueva imagen de mi blog, protagonizada por la claridad del color. Espero que os guste.

Esta canción soberbia está clavada en mi alma. Y no sé si no puedo o no quiero arrancarla. El caso es que ya desistí de cualquier intento, de todo planteamiento. Hay que aprender a convivir con los fantasmas. Al fin y al cabo, suena muy bien éste.

Esta canción soberbia fue, a la postre, un clavo al que me agarré fuertemente. Y me dejó señales que, por fortuna, han cicatrizado correctamente. Ahora la escucho con una nostalgia que se presenta dándome su lado más dulce. No fue así en el pasado. Pero ya da igual. Hay que aprender a convivir con los fantasmas. Al mío lo enseñé a beber vino. Nos va bien así.

Esta canción soberbia ya no me hace llorar. No fue así en el pasado. ¿Da igual? Ahora, cuando la escucho, sólo tengo ganas de ducharme. Dejo de escribir. Necesito agua que corra por mi piel. Todo en orden. Creo que soy el que siempre he sido…a pesar de los cambios. La vida me sonríe y yo, que soy un tipo agradecido, la cuido cada mañana, le devuelvo la mejor de mis sonrisas y, de ese modo, vamos conformando la vida y yo un telar donde duermo con tranquilidad.

Bienvenidos a su casa…

26 comentarios:

Juanma dijo...

Gracias, querido Tato, por ayudarme con el desbarajuste que supuso el cambio en mi blog. Dices que la deuda está saldada con un abrazo...queda pendiente una cervecita. ¿Vale?

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Buen cambio, yo también tuve follón con la plantilla el viernes, que susto pasé

Un abrazo

Javier Sánchez Menéndez dijo...

La canción, sin palabras, y el cambio, muy positivo, mucho.

Ah, y por cierto, que veamos pronto la foto.

Un abrazo.

Juanma dijo...

Juan: estos sustos cibernéticos cada vez nos influyen más. En fin...un beso, mi luz de gas.

Javier: la canción, sí, sin palabras. Y la foto, no sé, no sé...Un abrazo.

sevillana dijo...

Me gusta tu cambio de blog, yo no me atrevo a cambiar el mio por si ocurre algo raro, ya perdí el blog una vez y no quiero que me vuelva a pasar, mejor lo dejo como está, además el azul es mi color preferido.
Muchos besitos

marisa dijo...

Me gusta...La claridad y los colores suaves facilitan la lectura.Aún así yo te leeré en cualquier formato(faltaría más)Besos, guapo

Er Tato dijo...

No hay de qué, Juanma. ¿Sólo una cervecita? Hasta que no se acabe el barril de allí no se mueve nadie.

Un abrazo

Juanma dijo...

Sevillana: mi querida madrina, tu blog no necesita cambio alguno. Mi color es el verde. Un beso.

Marisa: uy, guapo y todo, jajajaj. Ay, cuánto me quieres. Yo sí que te leeré bajo cualquier circunstancia, siempre, mi poeta de guardia. Un beso.

Tato: bueeeeeeeeno. Un abrazo.

siempreconhistorias dijo...

Buen cambio, querido Juanma. Anoche no nos dejabas comentar pero hoy que puedo te digo que... tatatachán:
1. me gusta el cambio, aunque te leeré en tantos colores como quieras;
2. me encantan la canción y tus letras. Tambén yo quiero tejerme ese elcho para el descanso tranquilo y
3. muchas gracias por comentarme...
Por supuesto un beso a los cuatro. Y ese vino!

Juanma dijo...

siempreconhistorias: muchísimas gracias siempre a tí. ¿Ese vino? Habrá que compartirlo, ¿no? Besos.

Ranzzionger dijo...

Veo que eres de los que aprovecha el verano para poner orden en tus cosas. Muy clarito que te queda el blog; aunque no dudes de que lo importante es el contenido y, en este caso, ¡no lo cambiens nunca!

América dijo...

Buen cambio amigo el formato nuevo permite una lectura mas cómoda,cuantas veces pienso en cambiar mi plantilla también,una vez lo intente y me perdí de los nervios jajajaja,en fin un abrazo,que te sigo incondicionalmente!!!!!!!!

El callejón de los negros dijo...

Colores para una vida. Y de las músicas no hablamos con son la sangre que nos hace fluir... estoy con América... dan ganas de leerte....

Salud(os)

Antonio

Anónimo dijo...

Hola Juanma. Siempre leo tus textos y reflexiones con placer y con mucho cariño (eres una persona muy especial que se mete en el corazón poliki- poliki).Me gusta como eres y como sientes, y que le sonrías a la vida, y que sepas valorar lo que verdaderamente tiene más valor en tu vida.

Aprecio mucho tus visitas y tus palabras, y te mando cuatro besos.

María Socorro Luis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María Socorro Luis dijo...

Por despiste, pinché anónimo en mi comentario. Soco

Juanma dijo...

Ranzzioger: muchas gracias, querido maestro.

América: parece que sí, que el nuevo formato ayuda a la lectura. Me alegro. Un beso.

Antonio: hay músicas que se confunden con la sangre. Un abrazo.

Soco: nunca fue tan maravilloso un anónimo. Muchas gracias y muchos besos.

SUSANA dijo...

Todo el tiempo, mientras te leía, pensé en la frase de Heráclito "Cuando volvemos a cruzar el río, ni el río ni yo somos los mismos", que alude por supuesto, a "esos cambios de siempre".

Un tema maravilloso, de esos que nos "dan vuelta", antes con intensidad, y en el presente, con ese le odeur et la nostalgie.

Besos, muchos besos y otra felicitación por este espacio que luce tan agradable!

@ngelluz dijo...

Juanmaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!
me gusta el cambio de look. Quedó de un relindo!!!

Besitos y abrazitos para ti y tus bebés si?

Juanma dijo...

Mi querida Susana: ignoro si lo pretendiá, pero el señor Heráclito enriqueció la vida con aquello de que no nos podemos bañar dos veces en el mismo río. Parménides, inmediatamente, le replicó: "¿Tú de qué vas, chaval? ¡¡Vaya par!! Besos, besos, besos, besos...

@ngelluz: besitos repartidos, hubo para todos. Y quedan para que vayan de vuelta, hacia tí.

SUSANA dijo...

Completamente de acuerdo! Heráclito nos enriqueció la vida y le proporcionó a mi amado Borges más de una excusa para cuentos maravillosos e inolvidables!

Dicen que era una persona grave, muy seria, creo que le decían algo así como "el llorón", como fuere, con o sin intención, nos regaló una metáfora genial.

Ahora, a lo que me trajo por aquí nuevamente ¿Cómo está tu mami? Cuando puedas, contame.

Besos, besitos, besotes...

José Miguel Ridao dijo...

La canción, aunque la conozco, no la puedo oír por culpa del pinganillo, pero el texto es muy bueno, en tu línea, y resalta aún más con el cambio de imagen. Una decisión acertada, sin duda.

Un fuerte abrazo.

Du Guesclin dijo...

La verdad es que blogspot lleva unos meses... A mi me da problemas cada vez que publico, subsanables aunque molestos.

Respecto a la canción... quizás de la que mas haya escuchado en mi vida, sublime, genial. De esas que solo pueden salir de la cabeza de un genio, aunque ahora estén un poco "pachuchos", jeje.

Saludos.

mangeles dijo...

¡Me encantan los Rolling¡ y me encanta esta canción...

¡Los vi en el Vicente Calderón¡

Bonitos recuerdos y declaración.

Voy a seguir cotilleando por aquí.

Un beso, Juanma.

Juanma dijo...

Ridao: la que estás liando con el pinganillo este verando, hijo mío. Un abrazo.

Du Guesclin: algún día les tocará estar "pachuchos", ¿no?. Pero estos tienen cuerda todavía...Un abrazo.

mangeles: tras compartir una cervecita con el Tato, te veo por aquí. Me alegro mucho, muchísimo. Ya bicheo yo por tu blog también, pero ahora estoy en mi trabajo...shhhhh, no se lo digas a nadie. Un beso.

magu dijo...

juanma
esta canciòn soberbia no a entiendo porque no se inges, buahhh y no me anda a etra que ya sabés
un abrazo
magù
desde buenos aires