miércoles, 31 de marzo de 2010

Que toda la vida es sueño...



Mis queridos habitantes de bloguilandia:

Como una era poco, como tiene uno tanto tiempo entre pañales y biberones, me he embarcado en otra: son dos, desde ya, las novelas que intento llevar hacia delante.

¿Es posible eso? Seguramente no. En cualquier caso, ya les contaré. ¿Dos novelas escritas al mismo tiempo pueden devenir en que el resultado de al menos una de ellas pueda ser considerado decente? Seguramente no. En cualquier caso, ya les iré contando.

Pero son dos y dos van a seguir siendo. Que salga el sol por donde quiera salir. O que no salga. A veces lo necesita uno, pero otras veces…para qué.

Miro al blog desde hace unos días como se mira a un buen amigo. Le digo algo así como “paciencia, colega, ya nos tomaremos esa cervecita que tenemos pendiente. Tranquilidad”. La ausencia es, por ahora, obligada. Por fortuna, no es estricta. Ni lo será. No torné de pronto en eremita. Tampoco está uno escribiendo “El Quijote” o “Cien años de soledad”. Son novelas de andar por casa o, por mejor decir, para andar por la casa, por la vida. Por la mía, obviamente.

Son, casi, novelas escritas en pijama. Un cafelito, un cigarrito y, venga, muchacho, ponte a escribir. Que otra cosa, amigo, es que no hay modo de que hagas bien. Sueña uno con el día en que tengan esas novelas, o una de las dos (¿O bien otra distinta? ¿Otra, miarma?: sería ya un caso de patología paranoica o descaro imperdonable), entre sus manos.

Por ello, entre tantas razones inevitables, escribo: porque es un sueño. ¿Y saben? Las cosas como son y ya lo he dicho en otras ocasiones: tengo suerte con los sueños que sueño.

Se me cumplen.

Les quiero mucho. Es algo que ya saben, ¿verdad?

Besos.

12 comentarios:

Cita dijo...

Compañero... que mi ausencia no se te haga cómoda! que vuelvo a estar por aqui! gracias por tus muestras de cariño en mi blog... lastima que este cibermundo no sea mas cercano!

BEsos

Cita

Leticia dijo...

Volveremos a vernos, seguro...

Lisset Vázquez Meizoso dijo...

Juanmita, sí que te echamos mucho de menos, pero nos alegra mil veces que estés cumpliendo otro de tus sueños. Estamos deseando tener esas letras tuyas entre las manos y al alcance de estos desgastados ojos, ávidos de leer tus sueños hechos realidad. Besos y paciencia :) Te esperamos.

siempreconhistorias dijo...

Lo sabemos, Juanma novelero, y te esperamos pacientes. Yo, al menos. Ánimo y a por todas que los sueños sueños son.
Un beso a los cuatro.

mangeles dijo...

Bueno...pues¡suerte,maestro¡...

Esperamos por ellas,o por cualquier cosa que nos quieras escribir.

Besos y torrijas

Máster en Nubes dijo...

Juanma, me alegro, sean 2 o las que sean ;-). Cada uno tiene un ritmo y unas maneras, a veces una novela seria "pide" ser escrita "a la vez" con otra más ligera o de otro tema, o cuentos, o otra cosa, ... hay de todo, según me cuentan y veo.

En fin, aquí echando horas también, muchísimas, todas las que puedo, y paciencia, mucha paciencia, cuesta más corregir que escribir a veces. Un abrazo muy fuerte.

Lola Montalvo dijo...

Jo, chiquillo!! Yo cada vez que he afrontado una novela, me he sumergido tanto que casi he vivido en ese otro mundo inventado... Te admiro por se capaz de casi equizofrenar tu mente en pos de dos historias, que estoy convencido que cada una de ellas será magnífica. Besos miles y hasta que quieras...

media luna dijo...

Pues sí, Juanmita, pues sí sabemos que nos quieres, pero es genial saber porqué te vemos menos. He podido imaginar perfectamente esas novelas escritas entre café y café y pañal y pañal y cigarrito y llanto y purés. Te deseo muchos ratos para estar con tus hijos y muchos otros, los que queden para escribir tus novelas.
Un abrazo.

marisa dijo...

Claro Juanma...tu afecto es algo que nos llega porq que tú sabes hacer que nos llegue. Un abrazo muy grande.

Dama dijo...

Yo soñaba con ver la novela que escribía acabada, y cuando la acabé, soñaba con que fuese capaz de hacerla realidad.
Sigo soñando, qué remedio me queda...

Un besazo, guapetón.

Dama dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La gata Roma dijo...

Yo no he tenido valor de empezar una novela.. ahora, seguro que de hacerlo llevaría adelante unas cuantas, fijo.. Que las acabara o que lo hiciera bien es otro tema más que cuestionable, pero es que soy dispersa.. en fin.. tú no lo eres tanto, tienes rutina de trabajo y eso es fundamental, yo soy de impulso y así me va…

Kisses