miércoles, 3 de septiembre de 2008

Lola



Lola es mi esposa. Su llegada a mi corazón, puso orden en mi cabeza. Tiene un perfil egipcio, un carácter fuerte, un cerebro privilegiado para las matemáticas, una mirada limpia y una capacidad que envidio: cuando mira hacia atrás, al pasado, suele ver sólo lo bueno que le ha ocurrido. No viene al caso la historia, pero Lola ha vencido, literalmente, en duelo cara a cara y a pecho descubierto, a la Muerte (que venía la puñetera con su guadaña recién afilada y esa ropa negra tan fea que se pone)...y eso imprime carácter. Yo entonces no la conocía, ignoraba que había una jovencita de catorce años intentando sobrevivir en una cama de hospital y que, quince años más tarde, aquella jovencita ya transformada en mujer iba a tender, sobre mi vida, una red que la salvara de los triples saltos mortales que yo iba dando.
Llevamos ocho años viéndonos veinticuatro horas diarias: vivimos juntos (obviamente, modernidades las precisas), pero también trabajamos codo con codo. Y no, no estamos saturados el uno del otro. Somos amantes, nos amamos, pero también somos grandes amigos. Cuando llegamos al trabajo enfadados, los compañeros se dan cuenta en seguida. Al final, nos tenemos que reír. Como pienso que no hay nadie imprescindible, yo podría llegar al final de mi vida sin ella. Lo único que pasa es que no tendría ganas de hacerlo.
En la foto le da de comer a nuestro hijo. Es una foto animal, pura, la foto más hermosa posible. Antes de que llegara al mundo aquel homínido superdotado que descubrió el fuego, ya había una mujer dándole de mamar a su hijo. Criar a un niño es caer en la cuenta de que somos más animales de lo que pensamos.
Jamás le he jurado amor eterno. Eso, en mi opinión, es una trampa del cine. No me complico: sencillamente despierto cada mañana y, al verla a mi lado, me digo "la sigo queriendo, es un privilegio que me ofrezca su mano". Y le doy un beso y los buenos días.

4 comentarios:

Zapateiro dijo...

Felicidades por la entrada. Me parece preciosa.

Lola tiene suerte, seguro.

sevillana dijo...

Que entrada más bonita y que suerte teneis de haberos conocido y estar juntos.
Besitos para ambos

La gata Roma dijo...

Es una entrada preciosa, me ha encantado de verdad. Los dos tenéis mucha suerte, bueno, tal vez los tres.
Bienvenido al mundo blogosférico y prometo que me seguirás viendo por aquí.
Kisses

Máster en Nubes dijo...

Esto fue lo primero que leí de ti y me encantó, en fin, lo dicho, por timidez o tamibén algo parecido al respeto te dices a veces que qué narices puedes decir tú a alguien cuando escribe algunas cosas.

Este era el caso. Pero creo que hay otro que leí que me emocioné más, voy a buscártelo...

un abrazo y mi enhorabuena a los 4, tenéis mucha suerte, Juanma.