miércoles, 1 de septiembre de 2010

Y a seguir...



Mis queridos habitantes de bloguilandia:

Se me hace mayor. Le he quitado los pañales y ha aprendido a hablar. Lo hace, además, con sinceridad, sin miedos ni tapujos, con descaro y respeto hacia cada una de las palabras que ha aprendido y se atreve a usar.

Ha tenido momentos cumbres y otros de bajón. Incluso ha estado parado en un par de ocasiones. El de ahora, es un momento tranquilo y dulce.

Ignoraba en sus principios los caminos que iba a recorrer, por dónde deambularía y hacia qué lugares. Nunca ha mentido, eso lo puede proclamar con claridad. Sí, claro que sí, a veces fabula. Pero fabular y mentir no son la misma cosa. Al diccionario remito a quien no lo vea así. Fabular es crear desde la nada y mentir es un acto que necesita un punto de partida: una verdad que la mentira pretende trastocar, darle la vuelta como un calcetín, para a su vez presentarse ante el mundo como otra verdad. La mentira procura vestirse de verdad y, claro, nos hacemos un lío.

Pero no es el caso. Hubo mucho de verdad, mucho de fabulación y nada de mentira. Cosa distinta no puedo decir.

Su autor, poquito a poco, aprendió a dominarlo. No es reseñable como hazaña tal hecho: su uso es sencillo. Pero el autor presume de ello porque es bien sabida su torpeza con la informática y sus derivados.

¿Lo mejor de todo? Los amigos que desde el principio vinieron, los que se sumaron, los que se suman. Los que están y no están, los que escriben y los que no lo hacen.

A todos, en su nombre, doy las gracias. Para todos reparto besos deslizantes en nombre de mi blog.

Y es que hoy cumple dos años.

Ay, que se me va haciendo mayor...

29 comentarios:

Er Tato dijo...

No sé yo si te va a salir respondón el chiquillo, querido Juanma... En todo caso, felicidades y a ver si te invitas a algo, Juanmita remolón.

Un abrazo

Er Tato dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Muchas felicidades y esperemos que cumpla muchos más.
No te preocupes, no tiene porque torcerse, en definitiva esto del blog, es como si fuese uno mismo.
Un abrazo

Aurora Pimentel dijo...

Enhorabuena, 2 años ya es muchísimo, bueno, me parece a mí. Un abrazo fuerte.

Zapateiro dijo...

2 años es una edad preciosa, así que disfrútala que crecen rapidísimo. Las imperfecciones al hablar, a veces, son impagables. Mi sobrino Pedrito tiene exactamente esa edad y yo soy la tita Totío y cada vez que me llama me entran ganas de comérmelo.

Que siga creciendo sin pausa pero sin prisas.

Un beso Juanma.

Blimunda dijo...

Aquí tienes tu tarta con las dos velitas.
No olvides pedir un deseo.
Felicidades, Juanma.

El Naranjito dijo...

¿Dos años? Agarrate cuando cumpla los tres. Con un año mas de experiencia se come al mundo. Felicitalo de mi parte y felices vacaciones.
Un estrechon de manos.

maile dijo...

No hace dos años pero su blog se me "colo" como por debajo de la puerta. Ahora se sienta conmigo en el sofa y es muy agradable compañia. Dele las gracias de mi parte.
Tambien recogi un beso deslizado que esta vez no llego por debajo de la puerta.

Besos dulce Juanma.

Juanma dijo...

Tato: bueno, ya veremos cómo me sale. A lo mejor me sale así, respondón como tú. Adorable en definitiva. Abrazos.

Rafael: sí, sin duda, el blog tiene mucho de uno mismo. A lo mejor más de lo que pensamos. Abrazos.

Aurora: bueno, no sé sin son muchos o no. Sí sé que será alguno más. Seguro. Besos.

Juanma dijo...

Zapateiro: alegría de verte por aquí, querida amiga. Y te aseguro que no me importan esas manchitas de baba que has dejado por aquí por causa de Pedrito. Besos.

Blimunda: lo pensaré. Gracias por tarta, la corto y repartimos...Besos.

Naranjito: felicitado queda, muchas gracias. Y sí, de vacaciones tranquilas. Ya había ganas. Abrazos.

maile: querida mía, unos de los comentarios más bellos que me han llegado en estos dos años. Agradecido siempre. Besos. Muchos.

Marisa Peña dijo...

Y yo me emociono al pensar cuántas entradas, cuántas vivencias, cuántas complicidades en estos dos años.Y adelante, adelante siempre...Un besazo, mi Juanma.

Alejandro dijo...

Los pañales los peredió hace tiempo.
Un abrazo y enhorabuena, querido Juanma.

Menalcas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Leticia dijo...

¡Y que cumpla muchos másssssssssss!!!!!!!
Besitos, para los dos.

Fernando Moral dijo...

Dos años en la historia de la humanidad no es nada, pero en términos ciberespaciales... creo que tienes un blog anciano y sabio ;)

Un abrazo.

El callejón de los negros dijo...

Felicidades. Y que vengan unos cuantos más.

Espero que además de leerte podamos escucharte por alguna onda perdida.

Antonio

América dijo...

Felicitaciones!!!!!! Y a seguir!...Mereces todo el cariño de tus lectores,tu buen hacer y estar ,tu estilo de escribir hacen de tu blog un sitio agradable al que siempre se quiere venir.

El tiempo pasa pero todo lo que nos dejas queda.

Un enorme abrazo en un día tan especial.Vamos para mayores!

mariapán dijo...

Preciosa entrada, precioso homenaje y preciosa enseñanza que me llevo hoy al bolsillo con la distinción entre fabular y mentir...si...se te hace mayor... ¡aprovéchalo!

Besos chillaos

mangeles dijo...

¿El gordito sólo tiene 2 años?...pero si yo pensé que era mayor ¡¡¡con esa cara de chico que tiene¡¡¡¡....ohhh...vamos...que la nena y él se llevan nada...uinsss...pá comérselos....

Y habla y ya no lleva pañales...todo un hombrecito si señor...

Muchos besos a los 4

carmen jiménez dijo...

¡Felicidades! Dos añitos ya. Me emociono al pensar en que los dos añitos de Lucas se han convertido en tres y ya empieza el cole de verdad. Ufff, disfruta. Disfrútala mucho.
Besos.

Juanma dijo...

Marisa: eso es, complicidades hubo muchas entre tu blog y el mío. Besos.

Alejandro: muchas gracias, me alegra verte de nuevo. Tu última entrada es espectacular. Un abrazo.

Leticia: ¡¡pero qué bien cantado!! Besos.

Juanma dijo...

Fernando: sí, en terminos ciberespaciales ya son palabras casi mayores, ¿verdad? Un abrazo.

Antonio: bueno, seguro que llegará alguna oportunidad. Gracias y un abrazo.

América: jajaja, para viejitos querida mía, para viejitos vamos. Besos.

Juanma dijo...

mariapán: también me gustó a mí descubrir esa diferencia, sí. Besos y achuchones.

mangeles y carmen: ¡¡a ver si nos ponemos las pilas!! ¡¡quien cumple años es el blog!! Besos a las dos y para las dos.

Zero Neuronas dijo...

Entro de vez en cuando y te comento muy pocas veces, pero hay que felicitarte y animarte a seguir adelante.
Pues eso.

SUSANA dijo...

Felicidadesssssss Juan Manuel!!!

Se hacen querer estos espacios ¿verdad? Nacen, muchas veces accidentalmente, y luego, poco a poco, van delineando su personalidad.
Los japoneses también aplican el ciclo vital a los emprendimientos. Incluso tienen unas teorías muy interesantes respecto de la madurez de las ideas en el tiempo.

Como fuere, DOS AÑOS plenos de Olvidos y Recuerdos, es un tiempo que debe ser festejado! A seguir, juntos por supuesto, compartiendo el día a día, letra a letra con toda la carga emocional que implica!

Mil Besos Querido Amigo!!!!!

Paloma Corrales dijo...

Yo me perdí los pañales, pero no me importa, me siento muy compensada de tantas emociones que ha despertado en mí. Felicidades, y sí, por favor, "a seguir", ahora ya es imprescindible.

Besos fabulados.

Juanma dijo...

Zero: qué alegría verte. Tengo pendiente un correo para preguntarte. Te lo enviaré, pero te pregunto ya: ¿cómo va esa paternidad? Un fuerte abrazo paisano.

Susana: con decirte que sin ti no sería lo mismo, que todo sería peor...creo que lo digo todo. O mucho. Besos, besos, besos, besos...

Paloma: jajaja, no te perdiste mucho, querida poeta. No más que alguna que otra cagada. Qué bueno fue encontrarte, de verdad. Besos.

Las hojas del roble dijo...

Cacho padre.

Lola Montalvo dijo...

Creo que te ha salido bueno y bonito de cara, cuerpo y corazón. Creo que es listo y cariñoso, pero también fiero y valiente. Se te hace mayor, cierto, pero cada día es más esbelto, más justo, más pícaro. Y me encanta su sonrisa y sus besos. Adoro su rabiosa sinceridad. Gracias por dejarme acercarme a él, por dejar verlo crecer y por abrazarlo de vez en vez. Me da la propia vida!
Besos miles y un fuerte y enérgico abrazo.