sábado, 6 de febrero de 2010

Crónica de un nacimiento anunciado






"Carnecita de gallina
se me puso esa mañana
cuando vi que, en sus mejillas,
un agüita cristalina
hasta su boca resbalaba.
La sonrisa en las paredes,
enseguida lo noté,
sí...le di un beso enorme
y ese día fui más hombre
por esa ella más mujer.
Hice mis cuentas,
si es febrero, veinte, treinta,
por noviembre llegará.
Y, una a una, me fui bebiendo las lunas
pensando cómo será, ay, será...
Y sus dolores,
eran míos sus dolores
porque era un dolor de amores.
Y su miedo era miedo,
no hubo santos en el cielo
a los que no recé esa noche.
Y sus dolores, con su mano se me fueron
cuando me dijo "te quiero",
ahora hay que ponerle un nombre.
No sé qué me traerás
debajito de tus brazos,
si un premio de Carnaval,
si alegrías o calvarios.
Lo que traigas llevaré,
lo que lleves tomaré,
pero bienvenido seas,
yo te cuido, duérmete...
a la ea, ea."


(Nota: aunque me conmueve este pasodoble, no puedo estar de acuerdo -hasta ahí podría llegar la broma y la llantina- con esa frase que dice "y ese día fui más hombre/por ser ella más mujer": una mujer o un hombre no lo son más, o menos, porque no quieran o no puedan tener hijos. Una vez más, lo dejaré correr como licencia literaria)

***************

Primero lo conté
aquí. Al día siguiente lo hice aquí.


Vino al mundo, al mío, para sumar su luz a la de su hermano. Vino al mundo para reír y hacerme reír. Vino al mundo rápidamente, con ganas, según doblaba el mediodía. Lo primero que hizo su hermano en la vida fue caer en mis brazos. Lo primero que hizo ella es permanecer unos minutos sobre el vientre de su madre, reconociendo su olor, el olor a haber estado dentro, el olor más puro de cuantos puedo imaginar. Vino al mundo hace un año y yo, desde entonces, me acerco cada mañana a su cuna para cogerla, para darle un millón de besos (pensará, con razón, que su padre es un cursilón pesado). Vino al mundo, también, para llevar el nombre de una de las personas que más quiero en el mundo. Feliz cumpleaños, mi niña, mi Adela…

24 comentarios:

marisa dijo...

Vaya cómo ha crecido...Recuerdo la crónica y los nervios y tu inmensa alegría, de la que participamos todos los que te queremos.porque te queremos síi, aunque haya quien piense que es imposible querer a alguien por internet.A ti, a tus dos luceros y a tu Lola.sabes que lo que digo es verdad y que me sale del corazón y punto.
Felicidades padrazo ,y un beso a ese sol de invierno que tienes por hija.

sevillana dijo...

Que grandota que está, dentro de na te mirará por encima del hombro y tu sin rechistar a lo que ella te diga.
Dale un beso enorme de mi parte querido ahijado.

Máster en Nubes dijo...

Lo primero, felicidades por esa ricura, por Dios, que no sé cómo no te la has comido ya a besos. Qué suerte tienes y qué bien, de verdad, qué bien, qué gusto, qué alegría tu alegría.

Lo segundo: mira que eres fino, Juanma, y delicado. No es un halago, que conste, lo digo por tu "explicación" con lo de ser más hombre o más mujer... por ser padre o madre... Eres la repera, hermano, tranquilo, que toda letra de casi todo (como toda literatura casi)se puede interpretar en positivo sin tener que dolerse o sentirse ofendido, o de "menos", "minimizado"... O sea, que si se dice que los de Murcia son geniales, no dejan de ser menos geniales los de Almeria, pongo por caso. Lo son de otro modo.

Mira, una de las cosas terribles que tiene el igualitarismo reinante-una cosa es la igualdad, y otra el igualitarismo- es decirnos que todo tiene el mismo valor. Y no lo tiene, Juanma. Ni en esto ni en otras partes. Y no pasa nada.

No es lo mismo ser padre o madre que no serlo. Y no hay ofensa en ello si no se saca de "madre" precisamente, porque es una experiencia vital que marca de una manera especial lo que es ser hombre y mujer. Y yo creo que no hay ofensa en la letra si se sabe leer, creo. Porque no significa que quienes no lo sean sean menos, sino que serlo es ser tío o tía de una manera especial, diferente. En fin, perdona, pero es que eres tan fino que por si acaso te digo que no hay ofensa ni sin la explicación que das... Faltaría más. Un abrazo.

Juanma dijo...

marisa: sé que me lo dices con el corazón, querida mía...no sabes usar otro idioma. Por eso eres mi poeta de guardia. Muchos besos.

Sevillana: mi querida madrina, es que es muuuuuy glotona. Y por su supuesto que estaré a sus órdenes, ay, si lo estoy ya. Igual que a las órdenes de su hermano, mi general. Muchos besos.

Máster: jajajaj, eres la mejor. Yo tampoco creo que haya ofensa en esa frase, de verdad. Pero, en fin, no termina de gustarme. Es indudable que tener hijos es algo que marca definitivamente, y de un modo distinto. Pero, insisto, eso no nos hace más hombres o más mujeres. Lo que es cada uno lo es por otros motivos. Tener hijos es, probablemente, la circunstancia más feliz que le puede ocurrir a una persona. Pero es una circunstancia, incomparable, indescriptible, infinita...todo lo que quieras, pero circunstancia al fin. La felicidad es otra cosa. La felicidad, por fortuna, es imposible. Muchos besos, todos finos, finos, finos...

Lisset Vázquez Meizoso dijo...

Felicidades Juanma por ese tesorito tan lindo. Si es que una sonrisa de esas, le llena a uno la vida. Y mira que se pasa rápido el tiempo al lado de ellos, pero supongo que eso es bueno, significa que el tiempo se hace corto cuando lo estamos pasando en grande :D Besos para ti y tu maravillosa familia.

mangeles dijo...

¡felicidades para Adela¡ y muchos besos para tí y Lola...

Y quillo, jozú, como emocionas.

Y no te preocupes...que dice el Menéndez que los "cursis" son los funcionarios...¿?¿?

Besos a repartir.

Capitán dijo...

Felicidades y a disfrutar, nada mejor que los hijos

Un abrazo

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Dale un beso fuerte a Adela, que está preciosa por cierto.
Felicidades para ella y para todos vosotros.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Mis mejores deseos, de corazón.

Ningún acontecimiento se puede celebrar mejor que con "Los Piratas".

Un abrazo.

Er Tato dijo...

Feliz cumpleaños, Adela. ¡Un año ya! Imagino que tu padre terminó ya de mudarse a tu sonrisa, porque tiempo ha tenido.

Besos a los cuatro

Juanma dijo...

Lisset: te vamos a fichar para ser entrevistada siempre. Gracias y muchos besos.

mangeles: gracias, querida mía. Haremos caso al Javier. Besos.

Capitán: por descontado, nada mejor. Un gran abrazo.

Juanma dijo...

Javier: qué buenos años de comparsas, ¿verdad? Gracias y un gran abrazo.

No cogé...: muchas gracias, tu beso ha sido dado. Con favores así da gusto. Abrazos.

Tato: me lo pones a huevo, Tato de mi arma, en bandejita de plata con esa referencia a aquella entrada...cómo voy a tener tiempo para conocer lo que no tiene fin. Un fuerte abrazo.

Lola Montalvo dijo...

Preciosidad, qué arrebatadora sonrisa. Qué hermosa familia debes tener, sólo esta muñeca es una buena muestra. Felicidades, a ella por su cumple y a ti por disfrutar de su compañía.
Besos miles

mariapahn dijo...

Feliz cumpleaños...felicidad pa ti Adela!!!

Enhorabuena a ti también, Juanma, porque me gusta tu concepto de padre.

Besos

maile dijo...

Puede, mi señor Juanma, que la felicidad sea otra cosa (nos pasamos la vida intentando averiguar donde se esocnde)... pero hay pequeños prestamos en los ojos de los hijos y retazos de ella en los nuestros cuando los miramos. Una parte de nuestro corazon es feliz con ellos, por ellos y gracias a ellos.

¿son cuatro?... pues cuatro besos.

María Socorro Luis dijo...

Con todo mi cariño, zorionak para todos.

Y un montón de besos. Soco

Alejandro dijo...

Feliz Cumpleaños.
Y un abrazo para toda la familia, querido Juanma.

Espero que por fin estéis todos bien, que es lo que merecéis.

siempreconhistorias dijo...

Pues claro que te queremos, y cómo pasa el tiempo, y qué guapa está esa niña de ojos luceros y qué satisfechos el padre como debe ser y qué olor primigenio ese de haber estado dentro y...
Felicidades, Adela.
Felicidades, familia.
Besos a los cuatro.

Juanma dijo...

Lola: muchas gracias, perfectamente descrita la sonrisa de mi niña. Besos.

mariapahn: muchas gracias, querida. Y muchos, muchísimos besos.

maile: gracias a ellos todo merece la pena, todo tiene sentido. Y sí, somo cuatro...de familia, no de hijos. Besos.

Juanma dijo...

Soco: que me encanta esa palabra, zorionak. Muchas gracias, otro montón de besos para tí.

Alejandro: por fin estamos todos bien, querido, vaya rachita más tonta. Un fuerte abrazo.

siempre...: el tiempo vuela, es una cometa y ahí vamos, intentando dominarla. Muchos beso.

Du Guesclin dijo...

Me uno a las felicitaciones. Todavía recuerdo la entrada en que nos narrabas su nacimiento.

Un abrazo!

dama dijo...

Juanma en estado puro.
Y muy guapa.

Enhorabuena.

Jordi de Triana dijo...

De dos grandes corazones nació la hermosura de una niña.

Su sonrisa refleja la felicidad absoluta de quien se siente amada y protegida.

Te deseo lo mejor querido amigo. Espero que junto a tu mujer y a los niños de tu alma consigas la mucha felicidad que te mereces.

Es todo un lujo para mí contar con la amistad del gran pregonero de la bondad y la ternura.

Vuelves a cambiarnos el paso con ese desborde de sentimientos que embarga a cada una de tus entradas.


Un fuerte abrazo de tu hermano de Triana.

Juanma dijo...

Du Guesclin: una locura aquella entrada...una locura bienvenida. Un fuerte abrazo.

Dama: ay, mi Dama, el Juanmita está en horas bajas blogueras. Ya sabes, bien sabes...las rachas. Un beso.

Jordi: sólo decirte que eres un gran hombre, estoy orgulloso de que pases por aquí...por tu casa. Un fuerte abrazo.