lunes, 8 de junio de 2009

Parecidos razonables.




Bautizamos ayer a mi hija Adela, mi reina gitana de ojos que parecen azulados. Bueno, parecen azules. Son azulados. Habrá que esperar el devenir del color.

Se portó muy bien, se quedó dormida mientras la ungían (mientras la “aliñaban”, me dijo su padrino al oído. Tenía que buscar un padrino con poca vergüenza, de no ser así no me hubiera quedado tranquilo). Despertó bajo el agua, miró al cura mientras éste nos encomendaba a Lola y a mí que cuidáramos esa flor que recibía el sacramento y siguió dormida. Ajena al mundo o, por mejor decir, en brazos de su mundo de sueños, al cobijo de su padre, que soy yo, quien la protege, quien la ama, quien la busca cada mañana en su cuna para comenzar el día bajo la envoltura dulce de su risa.

Y se portó muy bien Domingo, su hermano, ídolo de su padre, que soy yo, quien busca cada mañana en los laberintos de su imaginación algo nuevo para ofrecerle, algo con que poder competir con su imaginación ilimitada, parmenídea, colmada de una lógica imposible de rebatir. Es curioso: la imaginación de los niños emana del rigor lógico y la imaginación (por llamarla de algún modo) de nosotros, los adultos atolondrados, necesita transgredir esa misma lógica para poder ser. Será por eso que somos casi incapaces de imaginar. Nos equivocamos en el procedimiento, nos cuesta trabajo pensar en algo que no lleve como encabezamiento un membrete.

Nos hicieron fotos. Faltaría más. Se preocuparon de ello los familiares invitados y dos señoras, profesionales del asunto (del asunto fotográfico), que se encargan de realizar las que, digamos, serán las fotografías oficiales del evento. Sin embargo, Domingo y yo sólo saldremos en los “robados”. Ambos nos negamos a posar con la familia. Yo vi que mi hijo no quería (no lo hizo) y, como tiendo a parecerme a él, opté por secundar su postura. Nos hicimos fuertes y no consiguieron doblegarnos. Habrá foto con Adela (inocente), su madre (que me miraba de tal modo que…ejem, bueno, que me miraba), mis padres y mi hermano, mis suegros y mi sobrina y los padrinos con su hija (no más invitados, please).

Pero no estaremos nosotros, mi hijo y un servidor. Otro día escribiré sobre esas cosas dramáticas que tan bien me quedan: los sentimientos ajironados, los desvelos dramáticos, los poemas cargados, la radio ilusionada, los amores incapaces de decidir entre olvidos y recuerdos. Pero hoy, aun sabiendo que puedo llegar a ser pesadito, ustedes sabrán disculparme la reiteración. Hoy escribo que cada vez me parezco más a ese loco bajito que tengo por hijo. Y su hermana, bajita y loca también, me deja dormir cada noche porque sabe que sueño con ella. Van saliendo bien las cosas.

Me abrazo a Lola y le canto la misma canción que escucho cuando le doy al play que acompaña estas palabras. Sí, algún día nos dirán adiós. Allí estaremos Lola y yo, para darles un beso y desearles suerte. Luego, juntos, viejitos y suavemente enamorados, mi querida e imprescindible Lola y yo jugaremos a la gallinita ciega…

15 comentarios:

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Felicidades por el baño

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Jo, qué padrazo. Como debe ser. Enhorabuena.

sevillana dijo...

Amigo se te cae la baba cada vez que hablas ya no solo de lola sino de los dos enanitos que tienes.
Un beso muy fuerte para los cuatro.

José Miguel Ridao dijo...

Enhorabuena, Juanma, a ti y a toda tu familia, por el evento, pero sobre todo por la felicidad que habéis alcanzado, que rebosa de tu teclado y nos inunda a los que te leemos.

media luna dijo...

Mi querido Juanma. Estoy muy emotiva últimamente y jugar a la gallinita ciega casi me hace saltar las lágrimas. Me recordó al único poema con el que gané un premiecito..."Ahora que somos viejos..." se titulaba. Todavía se titula aunque todavía no seamos viejos.
Hoy mi hijo mediano me dijo en la mesa que buscaba piso para compartir el próximo año. Yo miré a Lucas...y aún así no pude contener las lágrimas que siempre dije que serían de alegría.
Y bueno... que yo tampoco salí en las fotos del bautizo de Lucas porque a este loco bajito decidimos que de momento, podía seguir siendo un luquillas loquillo.
Perdón por la extensión, pero es que hacía que no me pasaba por ningun rincón de estos amigos y pagué contigo y con tu preciosa crónica todo la emoción de reencontraros.
Un beso y felicidades.

Zapateiro dijo...

Permíteme que exclame, antes que nada ¡qué grande es Serrat!. Y, en segundo lugar, decirte que me han emocionado tus palabras sinceras. Dísfrutalos ahora, antes de que vayan volviéndose "cuerdos", y ríete todo lo que puedas a cada paso.

Un beso.

SUSANA dijo...

Felicidades Amigo!

Muchas Gracias por compartir el bocadito de familia y amor!
Besazo para la Reina Gitana de ojos azules, para su guapísimo hermano, para la Hermosa Lola y para Vossssss padre embelesadoooo!!!!

Sean Muy Felices!!!!

marisa dijo...

Así será querido, así sera. pero será un adiós vestido de hasta luego.Te beso, padrazo.

Julio dijo...

Tu reina gitana...¿qué más puedes querer, Juanma? Enhorabuena.

dijo...

Qué bonito, querido Juanma. Son emocionantes tus palabras con esa canción incomparable de fondo. Un beso.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Mi más sentida enhorabuena, y muchas felicidades.

Un abrazo.

Ranzzionger dijo...

Cómo se nota que estás en un momento espléndido, tanto desde el punto de vista personal, como del creativo.
Enhorabuena.

Navegante Del Alma dijo...

Mi querido amigo español, es envidiable tu vida familiar, tanta ternura y compañerismo. Me hace bien saber que eso es posible.
Te dejo un abrazo sudaca.

siempreconhistorias dijo...

Felicidades Juanma, y tus locos bajitos, y a Lola. Muchas, muchas felicidades porque aceptar la risa y la felicidad como lo haces requiere toda la valentía. Ojalá que las despedidas sean tan tiernas como tú las pintas,
Un beso.

ordago13 dijo...

Tremenda canción de lo mejor que hay en España y uno de mis letristas de cabecera¡¡¡

Muy bueno tu blog

Descubri tu blog por casualidad, si quieres pasarte por el mio a escuchar mi programa de radio te estare muy agradecido:
republica libertaria de las tortugas