viernes, 15 de mayo de 2009

Un poema arriba...


Gracias a todos los que habéis podido escuchar el programa. Sé sobradamente que a los demás os habrá sido imposible. En cualquier caso, me voy a poner pesadito y haré un recordatorio cada jueves. Uno siempre tuvo la conciencia de luchar por aquello que ama.



Gracias a Ramsés, que seguro ha sacrificado algún momentito de ocio. Gracias, Jordi de Triana, por esas palabras que siempre me dedicas con tanto cariño. Y permitidme que agradezca su presencia, especialmente, a mis queridísimas América y Susana, que han realizado el esfuerzo de escucharnos desde Venezuela y Argentina: ha sido emocionante el momento de ver vuestros comentarios.



Y gracias, en definitiva, a todos: los que estuvieron hoy y los que seguro lo harán en otras ocasiones.



Qué bonito es despedirse con besos, ¿verdad? Pues eso, besos que, por ser derramables, dejo aquí derramados.

1 comentario:

media luna dijo...

¡Qué pena, yo no estuve! Pero sabes que estaré. Felicidades por tu capacidad de convocatoria y seguro que de oratoria.
Abrazos.