jueves, 14 de octubre de 2010

Otro ( )....La espera de un niño



Mis queridos habitantes de bloguilandia:

Esta entrada iba a ser una, pero serán dos (creo que una habría salido más extensa de lo que recomienda el manual del buen hacer en un blog).
Para empezar, una aclaración que descarte dudas o misterios. Titulo estas entradas entre paréntesis porque eso es lo que son: un paréntesis entre la serie comenzada, y en absoluto concluida, sobre los sueños y la Voluntad…próximamente en esta sala.
Pero entren conmigo al interior de este paréntesis que me ocupa ahora. Hace unos días, en torno a las doce y media de la noche, recién llegados del trabajo, el móvil de Lola dio la nota que indica la llegada de un mensaje al mismo. Tras leerlo, le pregunté quién era (por nada la pregunta, pura interrogación policial, sólo eso), pero me dijo que nada, una tontería. El caso es que respondió. ¿Con otra tontería? Lo ignoro.
Las tonterías estuvieron tonteando (como les corresponde) en un ida y vuelta que duró una hora. A la una y media, sonó en el móvil de Lola el mensaje que supuso finalmente la última. Tras ella, dijo algo así como perfecto, todo confirmado. Volví a poner cara de policía (del que hace de malo. Probablemente influido por una lectura que acabo de concluir y que casi me ha apasionado: “La estrategia del agua”, de Lorenzo Silva) y le dije que si la tontería tenía algo que ver con coyunda extramatrimonial debía tener presente (me gusta colaborar) que uso la misma agenda desde el año 2001: la única ocupación que tengo es estar a su lado y, por tanto, es absurda la renovación agenderil o agenderal (que tanto da).
Fue entonces cuando ya no le quedó otra que confesar (sobre todo al dirigir una luz directamente hacia su cara e ir mudando mi rostro de malo a torturador en cierne): te he preparado una sorpresa, será en los próximos días (bueno, en verdad me dijo el día exacto, pero prefiero no indicarlo aquí por ahora). ¿Una sorpresa? Pistas, por favor. Ni una, querido, que eres demasiado listo (lo cual, como todo lo que ella dice, es verdad).
En fin, que estoy nerviosito perdido y feliz. ¿Algunos datos? Claro que sí.
Sea lo que sea lo que sea que es, imagino que será al aire libre porque se ha preocupado (lo cual no es nada habitual) por (¿preocupado por o preocupado de? SOS, please) mirar en Internet qué tiempo está previsto para el día en cuestión.
Me dijo también que me tenía que arreglar. Cuando yo le advertí que en mi armario no hay términos medios (vaqueros o traje), me respondió que traje (recientemente me he comprado uno con el que estoy guapísimo, por cierto).
Iremos los dos solos. Los niños se quedarán con la abuela. Pero ni estaremos solos ni con otros amigos (no se trata, por tanto, de una fiesta sorpresa de esas que se dan en las películas de sobremesa. No le perdonaría lo del traje, si eso fuera).
Será en Sevilla, pero me despistó que no tenga claro del todo cómo llegar al lugar de marras (de marras para ella, claro). Tendremos que salir de casa sobre las seis y media de la tarde. Me dijo que nunca hemos ido allí, aunque sí hemos pasado por allí. Añadió una puntillita: bueno, al menos yo no he ido nunca, no sé tú en aquellos años en los que estuviste en tantos sitios, hijo mío.
Y poco más. Mis pesquisas han concluido porque me pone muchísimo dejarme llevar. Ruego que, si alguna idea se les ocurre, ingenien un comentario en el cual esa idea no aparezca. No sé yo si merezco la sorpresa, pero Lola, sin duda, sí merece que le salga bien.
Como un niño está el Juanmita

25 comentarios:

José Miguel Ridao dijo...

¡¡Qué impresión!! Pensé que habíais encargado el tercero. Tú eres una maricona. Lo del titulito lo has hecho queriendo.

Feliz sorpresa.

José Miguel Ridao dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juanma dijo...

Ridao: jajjajaa, que nooooooo, de verdad que no. Tengo dos y ya no sé cuál número sigue en el orden correspondiente. Siempre fui de letras y nunca tan machote como otros... (Lola acaba de llegar, ahora mismo, y me consulta si nos hacemos un seguro de vida. Llega ya con la documentación y todo. Mosqueo, mosqueo...quien se vaya para el otro barrio dará un alivio al que se quede. Mosqueo, mosqueo con la sorpresita). Un abrazo.

Menalcas dijo...

me tienes en ascuas (se dice así?) he decidido ponerme tambien el traje y acercarme por los alrededores, no creo que pueda aguantar aqui sentado. De todo esto lo mejor es Lola como casi siempre, como consigue hacerte un niño, me alegro.
un abrazo

Blimunda dijo...

Yo lo sé Juanma, pero no le voy a hacer algo así a Lola con lo bien que tú la pones por aquí y con lo qué se lo ha currao.

Eso sí, te diré que te va a encantar.

Besos.

mangeles dijo...

Pues yo como JMR te iba a decir que si ibais a alcanzar al Ridao en eso de babys...

Pero ya leído....

Veamos...

EN Sevilla...salir a las 6 y 30 y con traje ¡¡¡TE LLEVA A MISA DE TARDE A LA CATEDRAL¡¡¡

Besitos..ya nos contarás

Er Tato dijo...

Preocuparse de mirar..., Juanmita, no preocuparse por.... Por cierto, ayer fui al estreno, es un decir, de Cinco horas con Mario, pero claro, ni el Lope de Vega está al aire libre ni me puse traje.

Un abrazo

P.S.: Tiene razón Ridao, eres una maricona. Mucho foquito y mucha cara de cabrón, pero la Lola no soltó ni un quejío. Si es que estas Lolas...

Paloma Corrales dijo...

Pues yo en la distancia me quedo en ascuas... no se te ocurra olvidar ningún detalle para contarlo ;-)

Un beso, Juanma querido.

Ps. la sorpresa ya ha comenzado, tu texto y tu emoción dan fe de ello. Disfruta.

Miradme al menos dijo...

Ten cuidado, Juanma, que las sorpresitas las carga eldiabo. Lo digo por experiencia.

Un saludo

y disfrúta del momento

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Quillo, seis y media y con traje ten cuidado que te lleva a un Notario. Encima un seguro de vida con intercambio de beneficiarios, ¡ofú que peligro!
Será que me estoy haciendo viejo, pero yo creo que más que sorpresa diría sorpresón.
Me uno al Ridao con lo del título y con el calificativo.
Un abrazo y que no tardes en aclararnos.

Alejandro dijo...

No es para menos... y saldrá perfecta.

Capitán dijo...

Menudo paréntesis, ¡a disfrutar de las sorpresas!, y sorpresa de traje y corbata, nada menos.

Un abrazo

América dijo...

Sin duda esta entrada tendrá segunda parte después de lo contado,tu ponte más guapo si cabe y no dejes de contarlo todoooo.

Abrazos en espera.

Parsimonia dijo...

Mejor ni lo pienses. Cuando llegue el día disfruta de la sorpresa :).
Besos

desnuda en otoño dijo...

Bendita, sea Lola, pues sabe guardar, y dar intriga, a una sorpresa, porfi con pelos y señales, un abraso y un besote para lola...........

Lola Montalvo dijo...

Qué bueno, Juanma...! Qué gusto dan esas cosillas. Estoy deseando saber qué es... y te digo que al igual que J.M. Ridao yo también había pensado que era otro churumbel en ciernes.
Besos miles, que disfrutéis mucho los dos y espero que nos digas.

Fernando Moral dijo...

Ea, ya nos has contagiado a todos la taquicardia. A ver si se resuelve esto pronto, que yo ya estoy muy mayor.

Un abrazo.

Lisset dijo...

¿Falta mucho? ¿Y ahora??? hmm, pero...¿Cuándo?? Dile a Lola que esto no se hace :))) ¡Que curiosidad!! Un poco de piedad que estoy de mudanza y ahora encima dándole vueltas al cotilleo del barrio blogueril :) Esta Loca, digo Lola :)) espero que la sorpresa lo sea, pero de verdad, de las buenas, de las que al menos una buena parte, nos puedas contar con todo lujo de detalles. Un abrazo y buen fin de semana, sorprendido :)

sevillana dijo...

Al igual que algunos de tus tertuliano creí que ya venía el tercero, pero no equivocamos.
Estoy impaciente por saber a donde te va a llevar tu querida Lola, eso si a un sitio bueno desde luego.
Disfrutar los dos de lo que sea, besos

Paloma Corrales dijo...

A vé, pasaba por aquí ("es un poné" que diría Ridao) para decirte que no me llamo Marisa ("y no he bebido más 40 cervezas hoy"), ainssssssssss, Pa-lo-ma.


Besos, una jartá.

SUSANA dijo...

Jajajajajajajà! Qué lista es Lola!!!!!

Nada (absolutamente nada)tiene más efecto que un buen misterio, en el alma masculina (ni hablemos del alma de un escritor)

Te tendrá colgado de la araña hasta la cita, caminarás por los techos, soñarás, hablarás solo (ya escribiste un artículo, imaginate)

Bravoooooooo Lola, ídola!!!!!

Mi bello Juan Manuel, ratifico que te has casado con la dama adecuadísima, es una diosa!!!

Y a contar cielito (las partes comunicacionalmente aceptables, por supuesto)

Besazos, muchotes, miles para Vos guapísimo!!!!

SUSANA dijo...

Jajajajajajajà! Qué lista es Lola!!!!!

Nada (absolutamente nada)tiene más efecto que un buen misterio, en el alma masculina (ni hablemos del alma de un escritor)

Te tendrá colgado de la araña hasta la cita, caminarás por los techos, soñarás, hablarás solo (ya escribiste un artículo, imaginate)

Bravoooooooo Lola, ídola!!!!!

Mi bello Juan Manuel, ratifico que te has casado con la dama adecuadísima, es una diosa!!!

Y a contar cielito (las partes comunicacionalmente aceptables, por supuesto)

Besazos, muchotes, miles para Vos guapísimo!!!!

Leticia dijo...

Y ahora nos tienes a todos igual, metidos en el lío, deseando saber qué va a pasar... Algo bueno seguro.
Besitos, "chaquetero".

El Naranjito dijo...

Quillo Juanmilla, esto no se hace. ¿y ahora que hacemos? ¿esperar? Que el paréntesis no sea muy largo. Al final el Ridao tiene razón y eres una mari..... (a lo mejor se queda la cosa en practicar lo de encargar el tercero).
Un saludo y no tardes, por favor.

Miguel dijo...

Espero impaciente la última entrega, las pastas y el color de la imagen con la que lo presentarás me lo imagino, el contenido lo intento intuir y disimulo mi nerviosimo, pero no lo puedo ocultar. Cuentanos, a tu manera, pero en cuento sepas algo. Cada día encuentras la palabra perfecta para definir a Lola, llevas el amor impreso en la yema de tus labios.

Un abrazo.