jueves, 8 de julio de 2010

La Malcontenta



"La Malcontenta no se muestra, se intuye. No duerme, sueña. Ama al abordaje, sin medida. Guarda entre sus manos trazos de Luna y líneas de amaneceres. Se detiene cuando todos corren. Escapa cuando todos la buscan. Saborea la vida y bebe vino fuerte como hacen los audaces. Eterna insatisfecha. Insomne catadora de placeres. Delirante. Buscadora de refugio en almas perdidas. La Malcontenta es la risa, la alegría, el desenfreno y también la calma, la paz y el sosiego. Te mira de reojo y sonríe. Indefinida e indefinible. La Malcontenta es la vida".

Este texto está escrito sobre la pared de uno de los dos comedores (el destinado, mientras sea permitido, a fumadores) del restaurante “La Malcontenta”, en San José de la Rinconada (Sevilla). El autor de esas palabras, de ese texto en mi opinión magnífico, es Miguel Ángel, cocinero y dueño del local. “La Malcontenta” es uno de los lugares donde mejor he comido en mi vida. Le dije a Miguel Ángel que le dedicaría una entrada en mi blog para animar a conocerlo a quien quisiera y pudiera hacerlo. Ésta es la entrada y aquí, sin duda, queda mi recomendación. No se arrepentirán.

Tengo una deuda pendiente en ese restaurante. No económica, no, que uno es serio pagador. Entre sus platos (que son de buen comer, de los de salir sin hambre, de los de toque moderno sin caer en la estridencia o el absurdo) hay unas patatas fritas con huevo y chorizo (algo hacen con el sudor que desprende ese chori y que seguro sublima el plato) que aún no he probado. Siempre entro con esa intención y siempre, tras leer la carta sin necesidad porque voy plenamente decidido, me recomiendan algo “fuera de carta” que suena a tentación irresistible. En la próxima, si me dejan, será.

Les cuento lo que Lola y yo comimos la última vez que fuimos. Para muestra ya sabemos que lo mejor es un botón (les animo a probarlo). Compartimos una ensalada de tomate kumato, hojas de espinaca, queso de cabra (ningún plato es perfecto, yo lo retiro y Lola lo devora) y vinagreta de miel. Esa ensalada es, sencillamente, un prodigio. Lola comió tallarines salteados con verduras, secreto en tiras y frutos secos (abundante, presentado en plato de piedra, negro, cuadrado, raso, que pesa una barbaridad). Yo piqué en el ofrecido “fuera de carta”: magret de pato con cuscús y frutos rojos (lo diré brevemente: sin palabras. La excelencia en un plato). Finalmente, los postres. Mi postre suele ser una copa de vino y, a continuación, un ron añejo y solo…al que me gusta darle compañía. Pero en “La Malcontenta” se presenta el camarero de mesa con una bandeja ya preparada (estrategia que les sale bien) y que contiene una variedad irresistible de chupitos helados con variedad y mezclas. En fin, que uno termina postreando casi sin querer. Y un “Santa Teresa” añejo, faltaría más.

Restaurante nuevo, con ambiente muy tranquilo, sin estridencias. Con una atención cercana y amable. Donde comeremos, además, con hilo musical muy suave por el que suenan Bob Marley, Eagles…cositas de esas que tanto nos gustan.

Si vienen alguna vez er Tato y er Ram, allí los llevaré. A los demás, de corazón, si os gusta comer, si os merece la pena un desplazamiento, en fin…ya me contaréis.

Besos para todos.

20 comentarios:

Er Tato dijo...

¡Oído cocina! Y dos por ciertos.

Por cierto uno. Un cocinero que escribe así..., ni me imagino cómo le encuadernará a uno el paladar.

Por cierto dos. Esos extractos de biografía... ¡Uffff!

Un abrazo

Juanma dijo...

Tato: al transcribir este texto de Miguel Ángel (quien, por cierto, no tiente reparo alguno en salir y explicar cualquier duda sobre el plato) pensé en tí en tanto sabía que te iba a gustar mucho. Es un gran tipo, un buen tío, un tío inteligente. Oído cocina y, espero, anotado en la comanda.
En cuanto al "por cierto dos", amigo, ufffff...pero todo en orden. Un fuerte abrazo.

Paloma Corrales dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Paloma Corrales dijo...

El texto de tu amigo cocinero muy bueno. La recomendación del restaurante contada desde tu experiencia personal, más que apetecible, queda anotada por si acaso vuelvo a Sevilla (que mira que me gusta), y por último el gusto por el "Santa Teresa" compartido, si ya lo sirven frío (de cava o nevera) pa que hablar ni decir ná.

Besos, una jartá.

Aurora Pimentel dijo...

Por favor, que hay hambre, un poquito de compasión, Juanma. Ya lo probaré si voy por ahí, lo del cuscús me apetece, pero los huevos con chorizo casi babeo. Y finalizar con ron Santa Teresa muy buena idea.

Rosa María dijo...

Hola niño prolongado: Intuyo que el síndrome de Peter Pan anida en tus sentimientos y al mismo tiempo en la hormona del crecimiento que la tienes controlada, para ganar baza de los años. Cuando la resistencia a ser adulto es la trayectoría directa de ilusiones, recuerdos y esperanzas...es que el alma se enjuga entre el latido y el sentido; ambos explosionan en cariño guardado en un corazón que aprende con los años.
Un besiño niño-adulto,
Rosa María

SOMMER dijo...

Ese restaurante, por lo visto, además de buena comida, rezuma literatura¡¡¡¡

Lo visitaré cuando vuelva a Sevilla.

La gata Roma dijo...

Joder Juanma, a esta hora sin comer que estoy, no veas…

Te apunto la recomendación, sólo pido alguna indicación más concreta, una calle o algo, “pa ponerlo en el TOMTO que nos lleva”

Si quieres te la cambio por un lugar de esos que en mi casa llamamos “el sitio secreto” Sitios secretos tenemos varios, son lugares a los que vamos a a comer en gran intimidad, no invitamos, celebramos fechas señaladas con personal reducido, somos una gente muy rara, algo egoísta jejejeje no popularizamos en esceso nuestros gustos para que no nos los roben, pero por lo que has dicho, cierto sitio de Carmona te debe encantar, igual que la Malcontenta de momento tiene muchos puntos para ser un nuevo “sitio secreto”

Kiss

María Socorro Luis dijo...

Pásate por mi blog, Juanma. Tienes algo para tu nena.

Con todo cariño. Soco

América dijo...

Me ha gustado el texto de la Malcontenta,la musica y esa deliciosa cena al lado de tu reina mora una delicia de entrada para todso los sentidos!

Un fuerteee abrazo!

Dama dijo...

¡¡¡Me apunto, me apunto absolutamente!!!
Sólo el nombre, me hace la boca agua.

Juanma dijo...

Paloma: avise usted si viene, que yo invito. Besos.

Aurora: ya veo que gusta más el roncito que el agüita, ¿no? Besos.

Rosa María: bienvenida a tu casa. No creo que pueda resistirme a ser adulto, sí que lo hago, sin duda, a sentar la cabeza. Qué aburrimiento. Besos e, insisto, bienvenida.

Juanma dijo...

Sommer: su dueño/cocinero es un gran lector. Y escribe muy bien, como se puede comprobar. Un abrazo.

Gata: como "sitio secreto" creo que os vendrá perfecto. No sé ahora el nombre de la calle, pero sí te digo que está en el "Parque de los Pintores". Besos.

Soco: no paro de leerte. Que te quiero mucho. Besos y gracias.

Juanma dijo...

América: ¿qué tal una escapada a La Malcontenta en una de tus escapadas por esta tierra que es tuya? Besos.

Dama: no estaría mal tener algo que celebrar aquí en los próximos, inminentes días, ¿eh? Besos.

Lola Montalvo dijo...

Es bueno saberlo, dado que yo sí que lo tengo relativamente cerca. Otra cosa quizá no, pero comer...
Besos miles

Juanma dijo...

Lola: un toquecito a nuestra querida Adela, que conoce bien el camino, y ya sabes...Besos.

siempreconhistorias dijo...

Cuando pase por Sevilla no me lo pierdo, tiene una pinta magnífica, todo, y el texto es rebueno.
BEsitos a los cuatro.

Dama dijo...

Te debo una comida con un largo café a la salud de los ojalás cumplidos.
Un beso

José Miguel Ridao dijo...

Se me ha hecho la boca agua al leerte. Pienso pasar por allí con mi Lola, que además trabaja cerquita.

Un abrazo.

j.antonio dijo...

Es un restaurante que tiene mas caché del que parece,detras de esos grandes ventanales se encuentra un personal atento y amable, con muy buena cocina, calidad y buen precio su secreto.
Vale la pena visitarlo,apto para celiacos.