domingo, 3 de enero de 2010

Cuando todo va terminando...



Amanece.

Despereza y desespera el día.

Abre la mañana con lentitud de flor mientras

sube un café solo, amargo, sin azúcar ni lírica,

y el sonido del tren traspasa ventanas y cuerpos.

Dentro de ese tren apaisado sé que vas tú.

Te imagino con ademán de idea cansada,

mirando el paisaje que se mueve como un dial:

un árbol, una casa, un puente, quizá un sueño.

No he ido a despedirte porque siempre me supo

a óxido un adiós, se me derraman los abrazos

y uso un idioma balbuciente, destartalado, negro,

donde apenas tu nombre aparece con claridad.

Anochece.

Hay un sol que parece un lacre del atardecer.

Llueven pájaros errantes en mi mirada sobre vías

que te han llevado a un destino enconado, vencedor

en su lucha contra el azar deshilachado que nos unió.

Ha sido el tren tu aliado, como un amigo y su regazo.

Y yo, en esta noche como envoltura de caramelo,

noto tu ausencia, cicatriz nueva sobre mi piel vieja,

entre humedades sombrías y papeles desordenados,

sobre recuerdos con carcoma y olvidos con analgesia,

tras mi alma jironada que marcha triste hacia la cama

y bajo sábanas frías que me adolecen, miran… y callan.

Hoy, al dormir, asomará el cadáver que tengo dentro.

El paso del tren te ha ofrecido vida nueva, luz clara.

Yo busco horarios que me lleven a ese mismo lugar.

27 comentarios:

mangeles dijo...

Que poema tan dulce, y con cierto punto amargo...aunque mantiene la esperanza del rencuentro. El billete es de ida y vuelta.

Un beso, Juanma, poeta.

siempreconhistorias dijo...

Ay que desde que leí despereza y desespera el día supe que debía parar y no lo hice y ahora tu poema se me metikó en la tristeza deo conocido sabor a óxido. Eres bueno, querido Juanma, muy bueno.
Un beso a los cuatro.

Lola Montalvo dijo...

Un hermoso poema, Juanma. Pero ¿por qué no fuiste a despedirla, por qué la dejaste sola en la partida? ¿Te lo pidió o tú necesitabas no ir? ¿No te imaginas a esa persona con los ojos llorosos, anhelando esos abrazos que a ti se te derraman? Precioso, palabras de amor, provocas tantos sentimientos... Besos miles.

América dijo...

Buenos días Juanma.

Leer ese poema y escuchar el tema seleccionado a sido la misma cosa,un baño de nostalgia añoranza y romanticismo,entrañable Juanma.

Un feliz 2010.

Fernando Moral dijo...

No sabía que cupieran tantas y tan bellas imágenes en 28 líneas. Espectacular.
Un abrazo.

Leticia dijo...

"Se me derraman los abrazos..." ¡Qué preciosidad!

media luna dijo...

Me tienes acostumbrada a tu prosa lírica, al sabor del café dulce, a olor de la mañana fresca y a noches arropadas por el amor. Pero este poema es de esos que se te clavan en el alma y una se queda esperando que los horarios cuadren, que cuadre el sol, que cuadre la vida y estemos en el lugar que queremos estar.
Mis felicitaciones por este poema.

Las hojas del roble dijo...

Sol comolacre del atardecer...hermosísimo.

butterfly dijo...

Precioso!!!!

Me voy sobrevolando a un tren parecido ...y tampoco vendrá a despedirme.
Me llevo tu poema ,como si él me lo hubiera dejado en su nombre.

Un beso.

Cita dijo...

No se si te has inspirado en el 11m o sólo me lo ha parecido a mi... sea como sea logras que el poema tenga varias historias en una y eso es precioso...
Besos
Cita

Navegante Del Alma dijo...

Ah no, mi querido español, si vas a crear metáforas mejores que las que escribo yo no vale, eso de que se te derraman los brazos es demasiado, y lo de que se te saldrá tu propio cadaver de vos mismo es mucho para una leída.
Una dulce amargura me dejo en el paladar esto tuyo, bueno, muy bueno.
Abrazo de ultramar.

Lisset Vázquez Meizoso dijo...

Y aunque finjas hacer mil viajes, tu corazón sigue latiendo, parado en aquella estación...de recuerdos, a la que no fuiste. Besos.

maile dijo...

En el fondo siempre sabemos cuándo un "adios" no es un "hasta pronto" porque toda luz queda extinta, e incluso, los más dulces recuerdos aparecen bañados por esa tristeza que lo empaña todo.
Aún así, nos podemos pasar la vida recordando y esperando la más mínima oportunidad de recuperar el momento anterior a la despedida.

Muy hermoso señor Juanma.

dama dijo...

Las despedidas siempre son odiosas, pero con tus letras como que merecen incluso la pena.

Muy bonito eso del paisaje y el dial, me ha encantado.

Juanma dijo...

mangeles: puede ser, querida mía, puede ser...Besos.

siempreconhistorias: ay, ese sabor. Inmediatamente hay que comer un dulce detrás. Besos.

Lola: y yo qué culpa tengo, si la literatura es así. Besos.

Juanma dijo...

América: gracias, querida amiga, muchas gracias y muchos besos.

Fernando: número de líneas que no es casual. Muchas gracias. Un abrazo.

Leticia: ay, que se me derraman otra vez...van para tí.

Juanma dijo...

media luna: que cuadre el sol, ésa es una de las claves. Besos.

Hojas: muchas gracias, amigo. ¿Otro cigarrito? Un abrazo.

butterfly: ya le di orden a mi poema de que no te dejara sola. Y no lo hará, que es muy obediente. Besos.

Juanma dijo...

Cita: no, querida amiga, no apareció por aquí ese día tan trágico. Comencé, en aquellos días, un relato corto titulado "Llamadas perdidas", pero no lo pude concluir. Muchos besos.

Navegante: ¿mejores metáforas que las tuyas? ¿te levantaste bromista, mi querida argentino? Un fuerte abrazo hacia ultramar.

Juanma dijo...

Lisset: las estaciones, siempre tan sugerentes, con tanta soledad entre tanta gente. Besos.

maile: así es, en el fondo (aunque quizá no tan en el fondo) siempre distinguimos un "adios" de un "hasta pronto". Y distinguimos también el dolor. Besos.

Dama: muchas gracias. Cuando tengas que irte a algún lado, ya voy yo y te doy un besito. Como ahora.

Cita dijo...

Pues Juanma, al leerlo y releerlo y volverlo a leer a mi es lo que me recuerda. Ten encuenta que cuando escribimos no siempre todos los lectores lo reciben como lo lanzamos.Pero no por eso deja de ser bueno!

Muchos besos!!

Máster en Nubes dijo...

Ay el cadáver ese, ahí, dentro de uno, de una al final. Un abrazo fuerte, Juanma, a disfrutar de los Reyes que es lo que nos queda ya...

Marian dijo...

Me encanta lo de alma jironada. Y la música de fondo no puede ser mejor...la banda sonora de Cinema Paradiso es única.

Lola Montalvo dijo...

Estimado Juanma: ya sé que la literatura es así... no recrimino, me pregunto, y mis preguntas pretendía que fueran retóricas, pero está claro que no lo logré.
Me gusta mucho cómo escribes, es presioso... Besos

Juanma dijo...

Cita: todo eso enriquece al texto. Gracias.

Master: sí, por ahí anda ese cadáver...pero ni caso. Besos.

Marian: la propia película es extraordinaria, ¿verdad? Besos.

Juanma dijo...

Querida Lola: soy yo quien no ha logrado lo que pretendía, que no era más que un comentario cómplice del tuyo. Releyéndolo, parece que voy de sobrado. Y sólo ha sido torpeza, te doy mi palabra. Un blog es algo maravilloso (no lo voy a descubrir ahora), pero le faltan los matices que sí se dan en una conversación directa. Y yo, en una charla, juego mucho con eso. Bien que siento ese tono un tanto de gilipollas que me quedó. Un beso muy fuerte.

Lola Montalvo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lola Montalvo dijo...

Por favor, Juanma no tienes que pedir disculpas: lo que yo pensé es que "yo" había metido la pata y no tú, porque tus textos suelen ser referentes a tus cosas, de tu vida, de tus experiencias... pensé había sido como "meter el dedo en la llaga".
No le doy más importancia. Eres muy buena gente y escribes unas palabras que me erizan una vez y otra la piel y me hacen ver qué es lo que me falta y me faltará siempre. Mas besos, Juanma, muchos más y ea!
PD: de todos modos tus disculpas dicen mucho de lo grande que eres.