lunes, 16 de noviembre de 2009

Primera carta del padre Juanma a sus ídolos



Mis queridos ídolos:
Bueno, ya veo que vais creciendo. Igual de guapos que cuando nacisteis, eso es cierto, pero poco a poco hacia arriba. Sobre todo tú, Domingo, que eres ya todo un hombrecito. Y tú, Adela, no me mires así, la edad es la edad hija mía, pero tú también creces manteniendo tu imagen de reina gitana. El mundo os espera. El mundo es esa cosa que aparece cuando salís a la calle. Saliva el mundo cuando os ve, pero no os preocupéis porque papá está preparado para comérselo a nada que intente rozaros con la intención de haceros daño. Eso es lo que hacemos siempre los padres.
Pero también tenéis que saber que ese mundo que intentará comeros retrocede cuando se encuentra con alguien que pretende hacer lo mismo: comérselo. Así que ése es el secreto: hay que darle bocados gordos a la vida, exprimirla, llegar hasta el final sabiendo que la hemos doblegado, que no pudo con nosotros, que hemos vivido. Mi consejo, el único, es el de siempre, el que tantas veces os he dicho ya: no hagáis caso a quien os diga que alguna vez hay que sentar la cabeza. Es mentira eso, hacedle caso a papá. Eso sólo os convertirá en adultos aburridos y domeñados. No, no os dejéis llevar por la corriente y aprended bien a nadar, por si hay que hacerlo a la contra o solamente porque es más divertido. En la vida hay que dar brazadas y abrazos.
Mamá y papá os dieron la vida, eso también es cierto. Pero bueno, aunque aún no entraré en detalles (no tardaré mucho), debo deciros que tampoco es algo extraordinario. Digamos, por ir abriendo boca, que para papá y mamá no fueron un sacrificio todos los intentos que llevaron a cabo para eso, para que algún día fuerais una realidad. Ya me contareis, ya. O bueno, ya lo adivinaré en vuestra mirada cuando os llegue la ocasión. El mérito, por tanto, es vuestro: sois vosotros dos los que nos habéis dado la vida a nosotros. Lo que yo era antes ya podéis leer que siempre se debate entre los olvidos y los recuerdos, pero lo que soy ahora, con vosotros sobre la faz de la vida, es puro presente, pura diversión, puro goce de los sentidos con cada uno de vuestros movimientos y palabras. Sí, Domingo, ya sé que tú hablas perfectamente y aún no lo hace tu hermana. Pero dice pa…pa…pa…pa…pa…ésa es su forma de comunicarse. Y lo hace igual que tú: con precisión.
Y ya os voy dejando, mis queridos niños, mis dos mitos, mis dos ídolos, que cada uno tiene su quehacer. Tú, Adela, acompaña a mamá, que tiene que salir. Y a ti, Domingo, te estoy viendo ahora mismo a través de Internet. Sí, tu guardería tiene una cámara y me paso toda la mañana viéndote. ¿Por qué estás casi siempre solo y a tu bola? Eres como tu padre, cariño. Por ese camino, no te quepa duda, terminarás enamorándote de una mujer (o de un hombre) excepcional. Tanto como lo es tu madre.

38 comentarios:

Paloma dijo...

Llegué aquí por la foto de Adela (despertó mi curiosidad) y me he emocionado leyendo esta carta.

Saludos.

José Miguel Ridao dijo...

Vaya dos ricuras, y qué carta tan emocionante, Juanma. Te felicito.

Permíteme un consejillo de mi cosecha para tus hijos:

Si os pegan un bocao en el cole, devolvedlo. Hay que hacerse respetar.

Un abrazo para toda tu familia... bueno, y para ti también.

Capitán dijo...

Creo que enseñaré tu carta a mis hijos, es la mejor carta que un padre puede escribirles.

Un abrazo

mangeles dijo...

¡¡¡Qué dulce, y que bonito¡¡¡ Es preciosa, seria, y sincera carta, y además llena de realidades. ¡¡¡Y los peques son....UNA PRECIOSIDAD ¡¡¡...eso sí...los dos muy serios para las fotos, no como otros que yo he visto...con ojo pirata y gorrito marinero ehhhhh...

Enhorabuena por esos crios, y a ellos por tener un padre que les escribe una carta tan sensacional.


Hoy el Sr. Manteca ha perdido sin remisión...nada de lo que escriba hoy, puede superar esto.

Muchos besos.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Que bonita carta te ha salido Juanma.
Enhorabuena y felicidades por dos hijos tan guapos.
Un abrazo

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Lo tuyo es lo que consiguen los grandes: poner palabra a nuestros sentimientos.
Un abrazo, Juanma.

Manuela dijo...

Doble felicitación Juanma. Una por esas dos criaturas tan hermosas que tenéis Lola y tú. Otra por permitirnos leer esta sabia carta. Ojalá sea así y sepan ir contracorriente cuando sientan que merece la pena!! Un abrazo.

Híspalis dijo...

Precioso texto, digno de un padre que adora a sus hijos. Por cierto, unas 'guapuras' de niños. Felicidades. Un fuerte abrazo.

media luna dijo...

¡Bellísimos! ¿Hay algun niño feo?
Pues qué puedo añadir Juanma? Que cada uno tenemos nuestros ídolos, unos más que otros, jeje, pero que he de decirte,que los tuyos y los míos se parecen mucho. Sobre todo se parecen los consejos que les das. Y eso de que ellos son los que nos dan vida...
Un beso a los cuatro.

marisa dijo...

Ay Juanma, que una anda muy sensible estos días... Pero como han crecido! Que conste que yo conocí la imagen de Domingo antes que la tuya(¿te acuerdas;))Y adela, si cuando nos la enseñaste era un bebé y ahora es una linda damita.Enhorabuena, Lola es una campeona, tú también.Os mando mi cariño, lo sabes.
un besazo

Fernando Moral dijo...

¡Qué barbaridad, Juanma! Dos lagrimones. Vaya suerte recíproca que tenéis en la familia.
Un abrazo.

Leticia dijo...

Dos lagrimones con tu carta a esos dos soletes que tienes.
Un beso.
Por cierto, por casa todo bien. Gracias por preguntar.

Miguel dijo...

Detrás de un gran hombre..siempre, sí, siempre. Pero detrás de un gran amor, siempre hay más amor, detrás de vosotros hay dos maravillas, dos criaturas nacidas de un cariño que despierta cuando aún no ha empezado a dormir. Sin duda te lo agradecerán. Yo me quedo con la torcedura que tu corazón le va dando a los renglones, derrama, sí, derrama.

Juanma dijo...

Paloma: bievenida a mi casa, que puedes considerar la tuya. Muchas gracias. Un beso.

Ridao: gran consejo el tuyo también, lo haré llegar a mis gorditos. Un abrazo, querdio mío.

Capitán: es una carta que podemos escribir muchos padres. Tú, obviamente, uno de ellos. Un abrazo.

Juanma dijo...

mangeles: ay, el Manteca, qué calladito anda. Me ha gustado mucho que veas esta carta como "seria". Un besote.

Rafael: gracias siempre a tí. Un fuerte abrazo.

Juan Antonio: pues anda que cuando tú te pones amigo...Un gran abrazo.

Juanma dijo...

Manuela: ojalá sea así, sí señora, ojalá...Un beso.

Hispalis: ya sabes que nos debemos una reunión...a ver si Domingo y Laurita, en fin...Un fuerte abrazo, querido Pepe.

medialuna: creo yo que son buenos consejos. Y no, no hay un solo niño que sea feo. Eso seguro. Un beso.

Juanma dijo...

Mi querida Marisa: ¿has visto cómo crecen? Es alucinante. Y claro que recuerdo todo lo que me dices, cómo no hacerlo. Un beso, muy fuerte.

Fernando: como no nos podemos quejar, pues no lo hacemos. Querido amigo, un abrazo. (tu blog ha sido un gran descubrimiento para mí).

Leticia: me alegro por todo. Me alegro al verte por aquí. Un beso.

Miguel: qué bonito el final de tu comentario. Muchas gracias. Un abrazo, querido Miguel.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

¡Felicidades, apreciado amigo!

¡Qué ricura!

rocio_siempre_rocio dijo...

t refieres a mi x lo d delicada??esa especie d "burrada" es xq conozco a la chiqi desde hace años y si lo viese sabe q se lo digo con to el cariño dl mundo..

saludossssss

Verónica Rodríguez Orellana dijo...

Que lindo ! un beso

Juanma dijo...

Javier: gracias amigo. Y un cálido abrazo para tí...tal y como los das tú.

Rocío: explícame más, por favor, que nos ha despistado tu comentario. Bienvenida y un beso.

Verónica: qué alegría verte por aquí. Muchas gracias y muchos besos.

Máster en Nubes dijo...

Es que son muy guapos, Juanma, en todo caso hay unos baberos muy grandes de 2 x 2 metros especiales para padres, de alta absorción, los baberos digo, no los padres. Se doblan rapidito y se guardan en la mesa de la cocina y sirven para que la baba que se te cae pues no se caiga al suelo.

Muy ricos los dos ( y perdón por la guasa), un abrazo padrazo...

América dijo...

Juanma!....Van creciendo!...Como pasa el tiempo!...
Tu carta es de esas cosas para las cuales se necesita solo amar sin condiciones,plenamente con entrega absoluta....!

Un abrazo Juanma.

desnuda en otoño dijo...

querido a migo, perdona si antes no te he escrito aunque no he dejado de leer tu blog. Preciosa la carta a tus peques pero no te digo na cuando crezcan, eso es una verdadera gozada,

FLACA dijo...

Querido Juanma: cuando te encontré estos días allá en mi lugar me dieron unas ganas enormes de saber cómo estaba tu familia. Imaginate mi sorpresa cuando vengo aquí y me encuentro con las fotos de tus niños. Están absolutamente divinos. Tienen aspecto de niños saludables y, lo que es más importante, felices.
Es muy bello lo que escribiste para ellos; también verte disfrutar de la presencia de los niños y verte feliz con Lola y la familia que han formado. ¡Cuánto me gustó haber venido a visitarte hoy, amigo!... Un abrazo.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Esa carta fresca y llena de amor es todo un resumen de lo que debe ser un padre.

Alejandro Muñoz dijo...

Genial, querido Juanma.

Aplaudo tu carta y saco, un par de veces, el pañuelo para pedir trofeos:

1. ¿Gallina o huevo? Completamente de acuerdo contigo, aunque llegen los últimos... nos dan la vida.

2. Tienen unos quehaceres muy importantes... no me negarás que son la mejor compañía para hacer recados, con la cara de tontos que se nos pone a los padres cada vez que los piropean.

María Socorro Luis dijo...

Con todo mi cariño, da un beso grandote a cada preciosidad. Te felicito, felicito a Lola y los felicito a ellos, por el padre que les ha tocado...

Juanma dijo...

Aurora: son muy guapos, sí (ya tengo una lista de espera que ni la Seguridad Social: mujeres que me llaman para, en fin...). Y los baberos, tomo nota. Besos.

América: así ama una persona normalita a sus hijos, ¿verdad? Besos.

Desnuda: ya he leído tu pasión por tu hija, una mujer ya. Así que me siento a disfrutar de los míos. Un fuerte beso.

Juanma dijo...

Flaca: muchas gracias. ¡¡tu blog me emociona tanto!! Besos.

Jesús: una carta que, literal, podría haber escrito el señor Cotta. Un fuerte abrazo.

Alejandro: otro al que se le cae la baba con Ignacio (no sé si tienes otro, Ale). ¡¡Son la caña!! Un fuerte abrazo.

Soco: besos dados, querida. Me dicen que le supieron a poesía tus besos. Otro grande para tí.

Parsimonia dijo...

Qué linduras!!!
Buen consejo principal: nadar contracorriente. Excelente.
Besos

rocio_siempre_rocio dijo...

unicamente juanma,es q deje un comentario en el blog d moe y como el siguiente en contestar fuistes tu pues no sabia exactamente a quien iba dirijido tal..
gracias..
me ire pasando por aki de vez en cuando..
invitado quedas a mi casa,tanto usted como quien quiera..

http://rinconcitomarinero.blogspot.com

El callejón de los negros dijo...

¡ay! que dos soles miarma.

Y su padre que los acuna....

Antonio

Juanma dijo...

Parsimonia: buen consejo, ¿a qué sí? Te debo un relato, que no me olvido. Besos.

Rocío: ay, qué lío me hice. Muchas gracias por la aclaración. Y mi comentario iba dirigido a la protagonista de la entrada, faltaría más. ¿Sabes por qué mi pequeña confusión?: mi mujer, Lola, conoce a mucha gente de Huelva y le dicen "chiqui". En fin, ya te digo, un pequeño lío ya aclarado. Besos.

Antonio: ay, los acunamientos...qué bien sientan siempre. Un fuerte abrazo.

mangeles dijo...

He ido, A POST anteriores, a buscar parecidos...niña-Mami, niño-papi...pero lo más molón...

LOS MOFLETITOS de los peques, SON DEL JUANMAAAAA, jejijijij

mariapahn dijo...

Buen proyecto de vida les espera a estas criaturicas si su padre comienza así, te lo aseguro, todo esto será bueno......muy bueno...

¡enhorabuena peaso papá!

Olga B. dijo...

Pa comérselos;-)
Eres un buen tío, Juanma, está clarísimo.

siempreconhistorias dijo...

Con tan buenos consejos
van a salir espléndidos perlillas esos niños que sí que crecen, sí, y que están-son guapísimos. Felicidades a los progenitores por tan bella obra.
y besos.